Pereginos camino de Santiago

Los días 26 y 27 de febrero el alumnado de Religión de 4º de ESO y de 1º BHCS han realizado un par de etapas del Camino de Santiago. Partimos del instituto a las 7:30 de la mañana dirección a La Caridad, lugar de inicio de la etapa. Antes de bajar del autobús los alumnos han recibido una sorpresa: han tenido que dejar todos los móviles en una bolsa.

La Caridad – Ribadeo: iniciamos la etapa en dirección a Viavélez, puerto pesquero con unas bonitas vistas del mismo desde una colina cercana. A continuación nos dirigimos a Valdepares, San Pelayo hasta llegar a la playa de Porcía, lugar donde desemboca el río con el mismo nombre y que antaño tuvo un molino que, aprovechando la fuerza hidráulica, molía el maíz para convertirlo en harina.

Pasando por Campos, llegamos a Salave, población pequeña pero muy importante en época romana. Fueron ellos los encargados de extraer grandes cantidades de oro dejando como herencia unas lagunas con características únicas en Asturias. Ante tal oportunidad decidimos desviarnos ligeramente de la ruta para poder disfrutar de su encanto.

Finalmente llegamos a Tapia de Casariego, donde realizamos la primera parada prevista. Mientras descansamos se podían ver los primeros estragos de la caminata: dolor en pies y piernas, ampollas en los pies y las caras enrojecidas por la acción del sol.

Con bastante esfuerzo y con algunos quejidos retomamos la marcha con la mente puesta en Ribadeo. Pasando por todo el litoral tapiego y las hermosas vistas que nos ofrece el puerto, el faro o el mirador de los cañones, subimos una cuesta que nos llevó a diferentes playas y poblaciones como Serantes, Villamil y Peñarronda; en este último punto las fuerzas empezaron a flaquear pero la corta distancia que nos separaba de nuestro objetivo nos ayudó a seguir y a coger fuerzas renovadas.

Tras cruzar el puente de los Santos, punto de unión entre Asturias y Galicia, llegamos al centro de Ribadeo, cansados pero satisfechos de haber completado la etapa. Tras comer y reposar un poco, el autobús nos llevó a Foz donde nos acomodamos en las habitaciones. Unos pocos valientes que aún tenían fuerzas dieron una vuelta por Foz antes de la cena.

Al día siguiente nos dirigimos a San Martiño de Foz, primera catedral de España. Tras una visita guiada en la que nos explicaron diferentes partes del arte presente y de su significado, emprendimos una segunda etapa en dirección a Foz. Antes de iniciar la marcha bebimos de la Fonte de la Zapata, lugar donde la tradición ubica un milagro al obispo santo y que aquellos que beben se les cura el dolor de las piernas. Después de beber emprendimos el camino, más corto y ligero que el día anterior pero en el que se notaba el esfuerzo realizado. Pasamos por la ermita del obispo santo y recorrimos toda la costa de Foz. Y para acabar el día, visitamos la playa de As Catedrais, donde los alumnos han podido mojarse los pies y entrar a las diferentes grutas que hay en la playa.

En resumen, ha sido un viaje en el que todos los alumnos han disfrutado del camino y de la convivencia entre todos.

P.D. A los alumnos les ha gustado mucho estar sin móvil. Tanto que me han pedido que hiciera lo mismo el segundo día.