EVENTOS : Jubilaciones

Mª Jesús y Carmen, cambian de tren

Un año más, con el fin de curso, la comunidad educativa del IES La Corredoria, debe despedir a un nutrido grupo de compañeros y compañeras que, el próximo mes de septiembre, cuando este tren de pasajeros diversos y mercancías preciosas que es nuestra Corre, vuelva a iniciar su singladura, ya no se subirán a él.

Algunos de estos compañeros han sido pasajeros de nuestro convoy durante este curso académico 2018-19 que ahora cerramos. A todos les expresamos nuestro reconocimiento y gratitud por haber sabido adaptarse a un centro tan grande, complicado y exigente, formando equipo con los profes veteranos para llevar a cabo las numerosas tareas que más adelante recordaremos.

Otros compañeros y compañeras, hicieron de esta estación de la Corredoria su apeadero y casa durante una etapa profesional que ahora cierran, tras habernos aportado mucho talento, dedicación , tiempo y entusiasmo.

Con el permiso de todos, nos vamos a permitir, por su excepcionalidad , citar dos nombres : Victoria Suárez Rodríguez, del Departamento de Ingés,, que ha estado en La Corredoria desde sus inicios y que sido miembro de su tripulación en todos y cada uno de sus viajes y María Cao Fernández, también del Departamento de Inglés, que fue jefa de máquinas y directora durante el curso académico 2015-2016.

Entre todos, los profesores que ahora nos dejan y los que nos quedamos, como una verdadera comunidad educativa, hemos puesto en pie, -y con mucho éxito-, jornadas culturales, graduaciones, tareas multidisciplinares , talleres, ginkanas, exposiciones, concursos, charlas, viajes a diferentes países, visitas, salidas y muchas actividades más, además de aquella inolvidable Carrera Solidaria en la que todos nos sentimos tan orgullosos de ser de "La Corre".

Finalmente, queremos dedicar unas palabras muy especiales a dos compañeras, María Jesús Fernández, jefa del Departamento de Inglés y Carmen Fernández, jefa del Departamento de Lenguas Clásicas, que han querido hacer de nuestra Corre su parada definitiva, el término de su extenso y brillante recorrido profesional.

Seguramente, queridas compañeras, en este momento tan importante de vuestras vidas se agolpen en vuestras mentes muchos recuerdos, muchas imágenes y, probablemente, tendréis la sensación de que el tiempo ha pasado muy deprisa y que la vida es algo así como un tren de alta velocidad, que devora kilómetros e impide al viajero disfrutar del paisaje y olvidarse del reloj.

Por fin, ha llegado para vosotras el merecido momento de apearse de ese tren sin paradas intermedias, y trasbordar a otro, más humano, con bancos de madera, cantina en la estación y revisor con gorra de gendarme, un tren con paradas discrecionales que os permitirá, a voluntad, deteneros y disfrutar de todos esos maravillosos lugares que os aguardan.

A todos vosotros, compañeros y compañeras que ahora nos dejáis, porque cambiáis de destino o por jubilación, os deseamos buena suerte y mucho éxito y a todos os decimos que os echaremos de menos y que , acaso, derramemos alguna lágrima, cuando allá por el mes de setiembre oigamos, de nuevo, la eterna voz , siempre ilusionante, siempre urgente, que nos apremiará; “¡pasajeros, al tren!”

Muchas gracias y feliz verano a todos y todas