La Familia, pieza clave en la labor compartida de la Educación forma, junto con la Escuela, el eslabón preponderante en la formación de las personas de nuestra sociedad.