Tecnología de otro mundo

Los alumnas y alumnas de 2º ESO visitan los días 11, 12 y 13 de Abril diversas instalaciones artesanales y culturales del concejo de Taramundí.

Visitamos las tierras referidas etimológicamente con "trasmundi", o "extramundi" que nos recuerdan su lejanía e inaccesibllidad en otro tiempo. El "Centro de artesanía", nos sorprenden entonaciones extrañas y formas de trabajar el producto capilar de las boitas blancas que motean los prados. El antiquisimo telar, productor en otrora de todo tipo de vestimenta y hoy herramienta que en  diestras manos artesanas elaboran pequeñas obras  de arte. En la misma localidad de Bres. " La casa del agua" nos sorprende. La antigua escuela, construida con los fondos aportados desde las tierras americanas por los emigrantes "indianos", estimula nuestra confianza en el ilimitado progreso humano. Los ingenios hidráulicos expuestos muestran la inagotable capacidad del ser humano para responder con ingenio a la dificultad de elevar el agua, de mover determinadas herramientas, de aprovechar la ernergía del agua que fluye. Y un recuerdo encantador, el viejo pupitre en el que nuestros abuelos (quizás ya bisabuelos) aprendieron a  conocer y trazar las primeras letras.

Camino de Pardiñas, observamos como el tradicional quesero, aprovecha el producto lacteo del bovino que pasta en estos verdores permanentes. Catamos algunas de sus producciones mas afamadas y damos fé de su excelencia. No hay como llevarse en las mochilas un recuerdo gastronómico que al desacerse en nuestra boca  nos refrescará pasados los días los recuerdos de las eternas tierras de verde y agua. En el "Museo de la cuchillería", observamos "in situ" la forma de trabajar de tantos y tantos artesanos que de la misma tierra extraen los materiales necesarios para fabricar las herrameintas de trabajo. La cabaña oscura, la refulgente fragua, el cantarín yunque, el danzante martillo, dan forma a las afamadas navajas de la tierra.

Bajamos al cauce del rio Cabreria, el Museo de los molinos, nos muestra la evolución de las herramientas producto del interminable ingenio humano para poder moler los diversos granos que nos sirven o han servido de base alimenticia. Un respaso detallado a la evolución histórica del "molino" en una atractiva exposición didáctica e interactiva, en la que todos trabajamos para producir un poco de harina. Durante toda la jornada la asombrosa fuerza gravitatoria y al agua convence para que pese a todos los obstaculos descienda y descienda y en ese descender, nos mueve, nos alumbra, nos alimenta, nos viste, nos divierte. La presa desbordada, la ruidosa cascada, el  agua rebosante, el arroyo cantarín, recuerdos inolvidables de las tierras del verdor y del agua, porque no somos sino "formas de agua"..