Este programa, ofrecido por el Ministerio del Interior, ofrece reuniones y charlas de la comunidad educativa con expertos policiales sobre posibles soluciones a problemas de seguridad y convivencia tales como acoso escolar, drogas y alcohol, racismo e intolerancia, violencia sobre la mujer y disciminación o Internet y redes sociales. Así, persigue un triple objetivo:

  • Responder de manera coordinada y eficaz a cuestiones relacionadas con la seguridad de jóvenes del centro escolar.
  • Mejorar el conocimiento de los recursos policiales disponibles para la prevención de la delincuencia y la protección de las víctimas.
  • Contribuir en la formación de los alumnos en el respeto a los derechos y libertades fundamentales, así como en los valores de dignidad e igualdad entre hombres y mujeres.